Estimulación cognitiva

Hay ciertas patologías que cursan con un deterioro en las funciones cognitivas (procesos mentales que nos permiten pensar, razonar, resolver problemas...) El deterioro cognitivo puede ser muy diverso, pero destacan fundamentalmente los déficits en atención, fluidez verbal, memoria y funciones ejecutivas. También se pueden presentar alteraciones en la percepción emocional, la resolución de conflictos y la ejecución de soluciones.

Es por ello que vemos la necesidad de crear un programa que ayude a las personas con este deterioro a aumentar su autonomía, potenciando los recursos cognitivos que posean y fomentando la adquisición/recuperación de los recursos que se encuentren deteriorados.

Para ello, llevamos a cabo un programa individualizado de estimulación cognitiva o, dependiendo del caso, de estimulación cognitiva grupal, creado a base de juegos para desarrollar las estrategias cognitivas más favorecedoras de la autonomía.